Sesiones acuáticas -Método Halliwick- 

Desde septiembre de 2017, con la colaboración activa de La Asociación de los Voluntarios de “la Caixa”, AMMEC proporciona sesiones acuáticas para sus socios. El método principal que se utiliza durante las sesiones se llama Método Halliwick.

El Método Halliwick 

Fue desarrollado por James McMillan para enseñar a nadar a las personas con discapacidad física.

El Halliwick se enseña a los nadadores en base a la ratio 1:1, un monitor, un nadador, hasta que se consigue una total independencia en el agua. El monitor de la pareja nadadora es una unidad dentro de un grupo de actividad. Así, el nadador se beneficia de las ventajas que supone la interacción social con otros compañeros, mientras que, al mismo tiempo, disfruta de la atención no intrusiva, pero constante de un monitor individual. A través de juegos apropiados a la edad y al nivel de habilidad, el grupo aprende a ser consciente de las propiedades y del comportamiento del agua y de cómo controlar las propias dificultades de falta de equilibrio.

El manejo correcto que da el monitor permite al nadador experimentar una movilidad posiblemente no practicada en tierra. Después de conseguir el ajuste mental inicial al agua y de aprender los principios de control del equilibrio, los nadadores llegan a la fase en la cual están preparados para separarse del contacto con su monitor. Ahora, quizás por primera vez en sus vidas, puedan experimentar una completa independencia en su movimiento.

Se enseña a los nadadores a mantener una posición segura para respirar; cómo recuperar esta posición desde cualquier otra posición inicial; y cómo controlar la respiración siempre que la cara se encuentre sumergida en el agua.

Se familiariza a los nadadores con cualquier posible rotación del cuerpo y aprenden a iniciar, controlar y detener estas rotaciones a voluntad.

Las habilidades de empuje, turbulencia e impedimento del movimiento se estudian, junto con los efectos metacéntricos. El resultado es un nadador seguro cuya confianza se basa en un buen conocimiento del agua y en la habilidad de controlar sus propios movimientos en esta.